MUJERES DETRÁS DEL FESTIVAL DE CINE DE PANAMÁ

Viernes, Marzo 4, 2016

Screenshot

Ellas conocen lo que sucede dentro del Festival de Cine de Panamá. Son las encargadas de organizar, comunicar y educar.
Las mujeres representan el 95% de la plana organizadora del Festival de Cine de Panamá (IFF), lo que hace de este un ejemplo para la industria cinematográfica en el mundo, en la que existe poca presencia femenina.

Algunas colaboran en la organización del festival desde sus inicios, mientras que otras se incorporaron hace relativamente poco tiempo. Tienen distintas edades, cargos, e inclusive sus esfuerzos han sido reconocidos con promociones.

Describen el equipo como una familia, y aunque el público solamente las ve esparcidas entre el American Trade Hall, su sede durante el festival, y distintos puntos del Casco Antiguo, el resto del año trabajan todas juntas en sus oficinas ubicadas en Paitilla. Ellas son las verdaderas protagonistas detrás del festival que empieza en poco más de un mes: del 7 al 13 de abril.

 

LOURDES SANDOVAL

Coordinadora de Mercadeo y Publicidad

 

Su trabajo se divide en tres partes: conseguir a los patrocinadores de medios, coordinar las visitas a las universidades y ejecutar la producción de las piezas publicitarias del festival.

Uno de los mayores retos de su trabajo es escoger los medios de comunicación donde pautar, “pues al ser una organización sin fines de lucro tenemos que cuidar cada centavo”, explica la comunicadora Lourdes Sandoval.
Dentro de la organización trabajan muy estrechamente y “entre nosotros no hay molestia porque ‘te estás metiendo en lo que yo hago’; al contrario, nos damos  la mano”.

La mayor satisfacción del grupo entero es que la audiencia esté contenta, y “si eso significa hacer temporalmente el trabajo de otro, lo hago con  gusto. Todas tenemos ese espíritu”.

 

BEGOÑA CARABAÑO

Directora de Comunicaciones y Mercadeo

 

Begoña Carabaño es comunicadora social y su mayor responsabilidad dentro de la organización es coordinar el mercadeo y las comunicaciones.

Reunir la información del festival y redireccionarla a los distintos interesados, como lo son: los directores, productores, periodistas, patrocinadores y público en general.

“Tenemos que hacer un compendio de toda esa información interesante y reflejar lo que es el festival en todos los medios”.

Carabaño es el puente entre periodistas y artistas que tienen que cumplir con los seminarios, talleres, charlas  y además reunirse con los periodistas.

Parte de su trabajo en los dos años que lleva en su cargo ha sido atraer a los medios internacionales al festival.

“Ha sido una labor de ir conquistándolos poco a poco, que hagan el descubrimiento del evento como tal y de las bondades de este país. Afortunadamente, nos ha ido bien y el interés ha crecido cada vez más”.

 

CAT CABALLERO

Coordinadora de oficina de invitados

 

Ella es parte del Departamento de Relaciones Públicas, pero su trabajo quizás sea el que muchos envidiarían, ya que es la encargada de manejar los vínculos entre el festival y los miembros de la industria en el ámbito internacional.

“Con ayuda de Diana Sánchez, que es la directora artística, escogemos a los invitados basándonos en  la lista de programación”. Maneja los cronogramas de los artistas invitados y con esta información ayuda a los demás departamentos a elaborar los horarios de entrevistas, proyecciones y talleres.

Este es su segundo, y comenta que decidió unirse al festival porque ama el séptimo arte y ya había trabajado en algunas producciones cinematográficas nacionales.

“Así conocí a quien me trajo al festival, tuve la entrevista y me ofrecieron el puesto. Por estas fechas, el trabajo aumenta y lo más importante es poner las tareas en orden de prioridad”.

 

GINA ANTONELLA FRANSCECHI

Coordinadora de patrocinios

 

Es la encargada de realizar la labor de buscar patrocinadores que inviertan en el festival.

“Conlleva muchas reuniones, envíos de propuestas y solicitudes de apoyo a marcas y empresas.

Su inserción en el festival se dio en 2013, cuando colaboró como asistente del departamento de patrocinios. Desde el año pasado, fue ascendida a coordinadora.

“Creo que lo más difícil es que tanto la empresa privada como las instituciones gubernamentales comprendan lo que representa el festival para Panamá; y que entiendan todo el trasfondo para la industria cinematográfica y el legado que deja”.

Franscechi también cree que “es un evento que va a seguir por muchos años. Sentir que puse mi granito de arena durante un par de años me gusta mucho”.

 

NANCY CALVO
Coordinadora de voluntarios

 

La promotora de arte Nancy Calvo empezó con el IFF hace cinco años. Ella selecciona a los voluntarios que colaboran con el festival. Los organiza según sus aptitudes, tomando en cuenta su disponibilidad.
“Tengo una fundación para documentar el arte panameño, hago avalúos de obras de arte, o sea, todo mi otro mundo gira alrededor del arte”, responde Calvo al preguntarle cuál es la actividad a la que se dedica el resto del año.
Una de las partes más difíciles de su trabajo son las sesiones de entrevistas. “En tres días tengo que entrevistar a 30 personas [por día] y saber si van a funcionar”.

“Creo que el festival me llamó para este tipo de trabajo por el trato que tengo con la gente y por la cantidad de gente con la que he tratado en toda mi vida”. Durante muchos años ha impartido clases de arte.
Su recompensa es “ver los resultados, ver a los voluntarios emocionados y contentos, y luego al público felicitando el trabajo bien hecho”.