Panamá en Berlín

Miércoles, Enero 27, 2016

Screenshot

Todo apunta a que el 2016 será el año del cine panameño con grandes estrenos y mucha producción.

Y es que el séptimo arte desea proyectarse a nivel mundial, para ello, la Comisión Nacional de Cine estará en el 66.° Festival de Cine de Berlín para promocionar a Panamá como set para producciones.

Gabriel Padilla, de la Comisión de Cine, aseguró que junto a ellos viajarán dos productores panameños. Se trata de Anghelo Taylor y Annie Canavaggio. A ambos creadores se les patrocinó los boletos aéreos y acreditación a la Berlinale para que busquen financiamientos para sus próximos proyectos.

Grandes estrenos

"Creemos que 2016 va a ser el año más importante para el cine panameño", asevera en una entrevista con Efe el director general de Cinematografía del Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá, Stephan Proaño, tras recordar que "hace cuatro años se hacía una película al año".

Además de "Hands of stone", se proyectarán los documentales "La ruta" y "La deriva", además de los filmes "Salsipuedes", "Kimura" y "Salta", la mayoría durante el segundo semestre del año.

Para un país como Panamá y para una región como Centroamérica, un festival de cine como el IFF, que ya va por su quinta edición y este año se celebra del 7 al 13 de abril, representa una plataforma.

Crece audiencia

En 2015 las taquillas casi revientan y es que, según la Asociación de Distribuidores de Películas de Panamá, acudieron al cine un total de 5,7 millones de espectadores, una cifra récord e inusual para este minúsculo país de poca tradición cinéfila.

"Somos un país muy joven y culturalmente estamos empezando a nacer", sostiene en una conversación telefónica la directora del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF), Pituka Ortega, que también está al frente de uno de los títulos del año, "La ruta", en la que explora la odisea del transporte público panameño.

Las películas nacionales más taquilleras de los dos últimos años han relatado algunos de los acontecimientos más importantes de la breve historia de Panamá.

Es el caso de "Invasión", de Abner Benaim, y de "Caja 25", de Mercedes Arias y Delfina Vidal. La primera, distinguida en el pasado Festival de Málaga, trata sobra la cruenta incursión estadounidense de 1989, que puso fin a la dictadura militar, pero que dejó sangre en el país. Y "Caja 25", que se alzó con el premio a la mejor dirección y documental extranjero en el pasado Festival de Milán, es un homenaje a los obreros que construyeron el Canal.

El principal obstáculo que enfrentan los istmeños es el que aqueja a cualquier emprendedor cultural que no tiene línea con hollywoodenses: falta de financiación.