Récord de asistencia a los cines en Panamá en 2015

Viernes, Enero 22, 2016

Screenshot

¿Vamos al cine? Para los panameños, la pregunta está de más según muestra la cifra récord de asistencia en 2015 a las salas de exhibición cinematográfica, con 5 millones 750 mil personas, de acuerdo con el reporte anual de la Asociación de Distribuidores de Películas.

Sube la cantidad de salas de cine en Panamá
El monto supera el registro local de 2014, cuando se compraron 5 millones 79 mil tiquetes para ver lo mejor y lo peor que ofrece la industria del séptimo arte que llega sobre todo de Hollywood.
El salto de la convocatoria de los cines en 2015 es de los mayores en el constante aumento que ha presentado el renglón de asistencia a las salas en el país.
Un aumento que también se vio reflejado en el Festival Internacional de Cine de Panamá de 2015, el cual contó con una participación que alcanzó las 28 mil personas, 6 mil más que en 2014.
En el resto de la región de Centroamérica el crecimiento de visitas a los cines el curso pasado fue general, anota Miguel Joseph, presidente de la Asociación de Distribuidores de Películas y gerente regional de United International Pictures (UIP).

Asistencia

En Estados Unidos y Canadá, el mayor mercado cinematográfico del continente, igualmente se presentó en 2015 un rendimiento récord, con una taquilla de 11 mil 126 millones de dólares, 7.4% más que en 2014 y desbancando la recaudación de 2013 (10 mil 923 millones), que ostentaba el trono de la taquilla en Norteamérica, de acuerdo con las estadísticas del sitio web boxofficemojo.com, especializado en la producción de billetes verdes en el cine.
Crecimiento de la población, más y modernas salas para ver películas y una amplia programación de títulos atractivos a las masas. Hay más de un factor que interviene en el idilio entre el público y el cine visto en una pantalla grande.

TÍTULOS ESPERADOS

La agenda anual de títulos cinematográficos que captan la atención de los espectadores y los mantiene a la expectativa es la principal responsable del auge que registró la taquilla en 2015, considera Joseph.
Ya sea por su trama de ciencia ficción (tipo Star wars: The force Awakens), su mensaje de reflexión (estilo The big short y Spotlight, hace poco en cartelera o  The Revenant, estrenada ayer), o porque sencillamente se trata de una comedia que ofrece un escape al estrés diario, las películas saben cómo atraer a su público, comenta la cineasta Pituka Ortega Heilbron, directora del Festival Internacional de Cine de Panamá ( IFF).
Al respecto, en 2015 se proyectaron cinco filmes que sobrepasaron la barrera de los mil millones de dólares en boletería mundial (S tar wars: The force Awakens, Jurassic world, Furious 7, Avengers: Age of Ultron y Minions).
Star Wars: The force Awakens fue la más lucrativa del año globalmente, con mil millones 887 mil dólares producidos hasta ayer.

TECNOLOGÍA

La digitalización de las salas de exhibición ha redundado en una mejor calidad de imagen, sonido y efectos especiales, haciendo más atractiva la experiencia de ir a ver una historia en la pantalla grande, anota Joseph.
En Panamá, las proyecciones en 3D o pantallas más grandes han registrado la aceptación del público, destaca Joseph, y agrega que dentro de pocos meses llegarán los formatos IMAX y 4D.

MÁS PERSONAS, MÁS CINES Y MÁS SALAS

Los crecientes reportes de asistencia a los cines son un reflejo también del aumento de la población en Panamá, que de 3.4 millones en 2010 pasó a 3.9 millones, según las proyecciones estadísticas de la Contraloría General de la República.
Solo en la ciudad de Panamá se pasó de 477 mil 107 habitantes en 1980 a 1 millón 76 mil 913 en 2014.
Por ello, la cantidad de cines y pantallas de exhibición ha ido subiendo, acota Joseph. De unas 80 salas que había a principios de 2014, se pasó a 99 en 2015, repartidas en 14 complejos de cine en todo el país, según registros de la Asociación de Distribuidores de Películas.
En 2016 se tiene programada la apertura de entre tres y cuatro cines, resalta Joseph. Al final de año podrían funcionar 135 salas de cine, calcula el gerente de UIP.

ENTRETENIMIENTO

El auge de visitas a los cines sugiere que, pese al alza de los precios de los tiquetes, ir a ver una película en pareja, entre amigos o en familia es una alternativa de distracción que está al alcance de la población, anota Ortega Heilbron.
Y las cifras demuestran también, dice la cineasta, que sí hay un público dispuesto a consumir una propuesta de arte, como lo es el cine hasta en su renglón más comercial, o como ocurre cada año durante el Panamá Jazz Festival o el IFF Panamá.